lunes, 18 de enero de 2010

El Tabernáculo (5ª parte) "La mujer de tu vida (II)"

Insisten. Me dan algunos minutos para atender a los recién llegados y cobrarle al “yuppie”, que ya se ha zampado todas las aceitunas y lo que le quedaba en el vaso, pero vuelven a la carga cuando regreso al mostrador con la bandeja vacía y el dinero en la mano. Miro a la mujer solitaria, que ahora habla por teléfono con una sonrisa de oreja a oreja, haciendo ostentación de dentadura, tal vez recién estrenada. Creo que la miro buscando una respuesta, pero a ella no le interesan mis problemas y me deja solo ante el peligro.
Nobleza obliga. Me metí yo solo en este berenjenal y, ya que los cuatro respondieron sobradamente a mi pregunta, yo no puedo menos que imitarlos, se los debo.
Con ademán cansado, dejo la bandeja sobre el botellero, meto el dinero en la caja, me acerco al mostrador, donde apoyo los codos para que sirvan de punto de apoyo a los brazos que sostienen mi cabeza y les suelto mi perorata improvisada.
“Ayer, mi hermano me recordó una frase que oímos o leímos una vez, hace años, en Argentina. Creo que es de Fontanarrosa y venía a decir, palabra más o menos, que el hombre admira a la mujer inteligente, desea a la hermosa y, finalmente, se queda con la que le hace un poco de caso. Visto lo visto, me parece que tal vez sea una buena definición de mi ideal de mujer”.
No cuela. Saltan sobre mí como cuatro hienas sobre el cadáver de una gacela, dispuestos a hacerme pedazos.
Dicen que no se puede tener tan poca dignidad, que es inadmisible tanta falta de ambición, que aunque la frase refleje la realidad de la mayoría de los casos conocidos, incluyendo los nuestros, estábamos hablando de ideales, en el sentido literal del término.
Dicen que hablábamos de sueños, de utopías y que traje a colación la frase para patear el tablero y salirme por la tangente sin dar mi verdadera opinión, que mi respuesta no es válida. Touché.
“En realidad, igual que ustedes, yo no tengo una respuesta cierta a esa pregunta, tal vez nadie la tenga. Cualquier posible respuesta debe ser precedida de un “tal vez” y, probablemente también, todas las posibles respuestas acaben siendo falsas. Si sabiendo esto, aún conservan la curiosidad, les cuento.
Tal vez sea aquella chica que conocí cuando estudiaba en la universidad. Esa chica que era mi amiga del alma, mi confidente y confesora, la que se reía conmigo de las mismas cosas, la que siempre sabía dos segundos antes lo que yo iba a decir, la que sabía que yo también sabía.
¿Cómo fue que estando tan cerca no nos vimos? ¿Cómo fue que recién alcanzamos a vernos claramente cuando estábamos a diez mil kilómetros uno del otro, cuando la vida hacía rato que nos había puesto sobre caminos tan distantes y dispares? ¿Por qué demonios, si todo estaba claro, si los dos ya lo sabíamos todo y no cabía ninguna duda en el momento del reencuentro, después de tantos años, ella no pudo aceptar mi invitación, si sólo se trataba de hacer que, al menos, siempre nos quedara París, aunque nuestro París particular fuera una ciudad cualquiera de un país lejano y hubiera que pintarlo en cuatro días sobre un lienzo tercermundista? ¿Por qué me habrá faltado tanto para parecerme a Bogart?
Volviendo a lo de antes, a lo mejor sólo se trató de un sueño imposible, una utopía, y la mujer de mi vida no ha llegado, o no alcanzo a distinguirla todavía. ¿Quién dice que no sea la cliente de aquella mesa?, ¿por qué no habría de regresar mañana , atraída por un hombre armado con mandil y bandeja y con veleidades de escritor maldito? ¿Quién puede asegurarme que mañana no será el día de la gran revelación y, al mirarnos mientras le sirvo un refresco, comprendamos por fin que nos hemos estado esperando durante años y que por unos días ella podrá soñar que su nombre es Ilsa y el mío Rick?
En suma, señores, que la mujer de mi vida, como la de la mayoría, es un sueño, unas veces situado en el pasado, otras en el futuro, y que sólo unos pocos elegidos alcanzan a situar en el presente.”

49 comentarios:

Anónimo dijo...

Está loca por ti. ¡Qué mujer no lo está! Yo sé que vas a preguntarme cuál es tu secreto... El secreto es no darle a entender que la quieres. No ir nunca tras ella. Que ella vaya detrás de ti. Hay que avivar el cariño del amor con el abanico de la indiferencia...mejor que venga que ir ¿o no che?

Enrique de Lasuen dijo...

Puede ser, anónimo/a. Yo no tengo la receta y a las mujeres cada vez las entiendo menos. Me confieso un absoluto ignorante al respecto.
Muchas gracias por pasar, aunque si hubiera revelado su identidad, ahora no me estaría carcomiendo la intriga.

cachu dijo...

darte consejos de chamuyos es absurdo .A TODO GUARAGUAY ,LE LLEGA SU PITIRRE (DICHO BORICUA )
DE QUE ALGUNA TE VA HACER SALTAR LOS MOCOS (REFRAN DE MI VIEJA )
YA ENCONTRARAS LA MUJER JARDINERA , QUE SIEMBRE FLORES ,EN EL JARDIN DE TUS MERITOS
(CACHUSO DIXIT )TRADUCIDO EXPLICA QUE CUANDO TE HAGAS EL LOCO DE EXCESO DE EGOLATRIAS , ELLA TE PERMUTA POR OTRAS CARICIAS ,POR MUY IDEAL QUE FUERA , !!FUISTE !!

Anónimo dijo...

En casa del anónimo, se come muy buena fabada según mis últimos "envetados" Saludos siempre rojos

Anónimo dijo...

Hooooola Enrique ......Gracias mil por hacerme comenzar la semana de esta manera....deleitándome con l lectura de una segunda parte, que en realidad es , en calidad y enfoque tan buena e importante como la primera, llenando de humanidad los incontables meandros que son en suma nuestro devenir por la vida.......Vos conocés mi opinión sobre tu forma de escribir, por lo tanto no insistiré con el tema, sino que me encanta ubicar en el último párrafo, la idea más acabada, gentil e inteligente sobre la mujer de mi vida....tajante y soberbia. Sabia. Te saluda con orgullo de amigo.ELCRUZADO

Anónimo dijo...

Muy bueno Enrique, las mujeres no sé si llegamos a ser el ideal de los hombres, o ellos simplemente cierran los ojos y se entregan como una núbil doncella del medioevo y que sea lo que Dios quiera.
Tu escrito hace reflexionar y repensar cosa que es muy buena,sobretodo cuando se vive sujeto a (para mí) inútiles utopías.
¿Sería mucho pedirte que haya unas cuantas más mujeres de tu vida?
Da para seguir con esta saga...
Un gran abrazo.
MITBA.

cla9 dijo...

me gustó. me gusta su forma pausada de escribir sin muchas pausas.
y en cuanto al tema en cuestión, creo que, como dice un gran amigo, la mujer/hombre de tu vida puede ser cualquiera, con quien tengas "piel". lo demás se puede construir. la piel no...
skål !!!

Lils dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lils dijo...

Lo dejé para último momento, como verás Henry, porque sabía que me esperaba el último disfrute literario antes de irme a dormir.
Porqué será que siempre situamos en el pasado o en el futuro a nuestros ideales?. Dice Sabina en su grandioso tema con la frente marchita "no hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca, jamás, sucedió" y algo de eso debe haber.
Buenas noches y muchas gracias!
PD: Borré el anterior porque tenía errores de ortografía.

anhir21 dijo...

Bueno Quiquín, yo me quedo con la frase de Fontanarosa (¿?), el problema de la pareja ideal es ése, que uno idealiza y al final se queda con lo que hay (cuando hay), a mí de un hombre me enamora su humor, la belleza física es como un plato de comida bien presentado, despierta el apetito pero no quiere decir que sea sabroso, buehhhhh ya me estoy yendo al joraca jajajaja, es el día, demás está decirte que me encantó esta segunda parte, tengo laburo a rabiar y me engancho leyéndote, eso dice mucho del escritor o no?, besos Quiquín, y no seas vago, queremos leer más

Enrique de Lasuen dijo...

Cachu:
Lo bueno de llegar a ciertas edades es que para entonces ya te hiciron saltar los mocos y te fueron (o la fuiste, qué más da)
Dice una tía mía que los consejos son gratis y los da cualquiera. Lo del guaraguay me encantó, Cachuso, el filósofo de esquina porteña en el exilio, aportando una nueva pildorita cada vez. Un abrazo, fenómeno.

Enrique de Lasuen dijo...

Anónimo:
Puedo dar fé, en casa del Secretario de Ernesto ponen una excelente fabada y mucho cariño. Saludos rojos, compañero.

Enrique de Lasuen dijo...

Mitba:
Tal vez sea tonto, pero yo todavía creo en algunas (pocas) utopías, son la sal de la vida.
¿Más mujeres de mi vida? En lo personal, ojalá, no pregunto cuántas son, sino que vayan viniendo. En el blog, no sé si la saga dará para tanto. Además, el tabernero se me está poniendo un poco cursi.
Muchas gracias por pasar. Cariños.

Enrique de Lasuen dijo...

Cruzado:
El orgullo, como siempre, es mío por tener lectores tan fieles y entregados como vos. Comentarios como los tuyos son los que me dan impulso para seguir en la brecha. Mil gracias y un abrazo.

Enrique de Lasuen dijo...

Cla9:
Muchísimas gracias, socia. Me alegra mucho que le hayan gustado las dos partes de esta saga (soy tacaño, contesto dos comentarios por el precio de uno)
Estoy bastante de acuerdo con sus dichos sobre lo de la piel.
Un beso.

Enrique de Lasuen dijo...

Lils:
¿Será porque el presente es tan efímero que muere apenas llegar? Lo de Sabina es cierto, suscribo completamente, por eso, a veces, hay que hacer que las cosas sucedan. No quedarse con espinas, que la vida pasa pronto y es una sola.
Un beso y muchas gracias.

Enrique de Lasuen dijo...

Jánir:
No has dicho ninguna tontería, ni te has ido a ninguna parte. Sólo has puesto algo de sensatez, que nunca viene mal.
Te mando un beso muy grande. Gracias a vos también por tu fidelidad.

Anónimo dijo...

Interesante pero inasible...si tuviera explicación racional no habrían tantas parejas desparejas y felices (ni tantas infelices)....Habrá que seguir deshojando margaritas hasta que te haga "tilín", según grafica una querida amiga...( el tema que con los años nos ponemos sordos)-Mané

Anónimo dijo...

Pongo mi comentario como anónimo porque no lo puedo enviar como corresponde...(habrá que instruirse un poco además de deshojar la margarita)

cachu dijo...

creo que en este tabernaculo sirven vinos tristes
se hacen muchos desgarros emocionales y no se dieron cuenta que mis parejas eran de enrique pero las encontre confundidas y les hice el viajecito
y las de enrique serian de otro
es llevarlas comodas , y cuando decidan bajar que recuerden siempre el aroma a sandalo de su partida .sabemos que son como el kaki, dulces en el primer bocado, asperas en el final, pero en lo intangible del beso fueron nuestras o fuimos de ellas

Enrique de Lasuen dijo...

Mané:
Bienvenida a este humilde punto de reunión de personajes estrafalarios, literarios y de los otros, empezando por el autor. Es un gusto tenerte por aquí, deshojando la margarita.

Enrique de Lasuen dijo...

Cachu:
Dame tiempo, que algún vino alegre pondremos también, que no todo tiene que ser dolor y nostalgia. Un abrazo y salute.

Adrián Granatto dijo...

Todas las mujeres son perfectas...hasta que se las conoce.
Ya estamos grandes, Enriquito. A esta altura, con que me cocine y me de masa cada tanto, soy feliz con cualquiera.

Ambar dijo...

Enrique,me gustó,y esto de las mujeres,y las perfecciones ,no existe!!!!!tanto ustedes como nosotras no lo somos!!,el tema pasa por sostener y encontrar la química ideal entre dos seres.......,y te aseguro que se encuentra y existe.......solo esto te puedo comentar.....,te quiero y reopeto!!!
Te abrazoooooooo muy apretadito!!!!!!
Ambar...

Enrique de Lasuen dijo...

Adrián:
Hay que tener un poquito más de ambición. Para lo que usted dice le puede valer cualquier persona, incluyéndome a mí. ¿A usted le da lo mismo carne que pescado? Le sugiero poner un par de requisitos más para la búsqueda.
Un abrazo.

Enrique de Lasuen dijo...

Ambar:
Muchas gracias, sobre todo por el abrazo, un verdadero privilegio y un lujo viniendo de una mujer tan guapa.
Me alegra que te haya gustado, aunque el cariño te haga verlo con mejores ojos (en el caso de que los hubiera equiparables a los tuyos) Un beso.

Adrián Granatto dijo...

¿Usted cocina rico, Enriquito? ¡Entonces le damos para adelante!

Enrique de Lasuen dijo...

Adrián.
Yo cocino casi tan bien como Arguiñano y le doy para adelante, si usted quiere, pero me temo que para que esto funcione usted tendrá que darle patrás.

Adrián Granatto dijo...

Y bueno. Todo sea por la felicidad compartida.
Ahora, eso si: hacemo un mes uno, un mes otro. Sino no hay úpite que aguante.

Ambar dijo...

Entonces te sigo abrazandoooooooooo!!!!!!,
y sabés muy bien que opino yo "de tus ojos",o mejor dicho de tu mirada!!!!!....
Besos.....
Ambar...

Enrique de Lasuen dijo...

Adrián:
No insista, el tujes no se negocia. Aunque, si la oferta es millonaria en dólares o euros, me lo pensaría.

Enrique de Lasuen dijo...

Ambar:
Olvidarse de eso que pensás es imposible. Es uno de los elogios más bonitos que me han hecho.
Besos.

Ambar dijo...

Enrique!!!hola!!!!,para cuando joven,para cuando..la parte III????,
recordás esa canción?????jajajaj.
Besos...
Ambar...

Enrique de Lasuen dijo...

Sí, Ámbar, claro que la recuerdo. Tengo edad suficiente para eso y más. Una tercera parte ¿no será aburrir mucho al personal? Ya veremos, ya veremos. Un besote.

kuma dijo...

Al fin te pude leer ,querido amigo,
tan ensimismado y brillante como siempre...lo de si las mujeres te hacen un poco de caso , ya está: mi vecino de enfrente, al ver por primera vez a la mujer de mi vecino de al lado ...preguntó..¿ Se la sacó en una rifa ? lo que no se puede discutir:le hace mucho caso.
kuma

Enrique de Lasuen dijo...

Kuma:

Muchas gracias por comentar. Es cierto, a veces parece que alguna nos tocó en una rifa y ni siquiera recordamos haber comprado el número, pero bueno, el que no se consuela es porque no quiere.
Un besote.

Anónimo dijo...

Pobres de las mujeres que te rodean.
Mala poesía bajo un velo de deliberada ignorancia.

Enrique de Lasuen dijo...

Anónimo:
Afortunadamente para ellas, no me rodean las mujeres, precisamente.
Mi ignorancia está sobradamente reconocida, hasta el punto de creer que estaba escribiendo prosa. Suerte que has venido a aclararme que era mala poesía.
La próxima vez, no te olvides de3 firmar el comentario, así te lo podré agradecer como te mereces.
Muchas gracias.

Connie dijo...

Enrique.. permiso.... Imagino que en este caso puede ser aplicable también al "hombre de tu vida"... tanto como a la "mujer de tu vida"... soy una convencida de que JAMÁS,si aparece esa preciada joya tan buscada desde los tiempos inmemoriales, jamás cumple los requerimientos que imaginamos.... solo sabemos en ese momento que puede ser.... y aun teniéndola muchas veces seguimos atentos a ver si no era..... yo prefiero creer en utopías. yo prefiero creer que los sueños y las fantasías, pueden hacerse realidad... me gusto mucho tu relato. Besos!

cachu dijo...

connie , tu aporte me incitó,a comentarte .
esa utopia del hombre ideal en la mujer , es por merito karmico.
todos los que colisionaron con vos tallaron una impronta en tu vida para ir mejorando en pareja el proximo sera mejor .
========
lo mio es inversamente proporcional, mis colisiones me abollaron la carroceria , pero tampoco es para el desarmadero
y en mis 72 , una musa me inspira ,las esquelas rantifusas .en igooh

cachu dijo...

enrique hoy 26 de febrero, es 7º aniversario , de midivorcio.
ya no me acordaba ni del nombre .
el error es el 28, me case pa pior . decididamente todo matrimonio esta mal aspectado
perdimos el norte de una relacion intensa por el control del televisor , sin saber que esos rayos producen impotencia .
(no veo tv)

Enrique de Lasuen dijo...

Connie:
Muchas gracias por pasar por este humilde antro.
Como suele ocurrir con la mayoría de los chistes feministas que circulan por ahí, se les puede dar la vuelta y transformarlos en machistas y viceversa.
Supongo que todos tenemos más o menos las mismas expectativas con respecto a "la persona de nuestras vidas" y es curioso cómo les añadimos o quitamos ciertas características para convertirlos en aquello que deseamos que sean. Cuando nos enamoramos los convertimos en seres hermosos y sobrenaturales, pero cuando la relación se acaba (y con ella la magia)nuestro punto de vista cambia y lo pintamos como si fuera un monstruo. Un poco más arriba parece haber un velado atisbo de esto que te digo.
Un beso y ojalá vuelvas.

Enrique de Lasuen dijo...

Cachu:
¡Así me gusta! Hay que seguir tirando, a pesar de los abollones. Siempre aparecen musas, por suerte.

Yo también me separé un 26, que además, coincidía con el aniversario de casado. El 28 estaba durmiendo aliviado.

Suerte que tampoco veo tele y ahora me has dado motivos para seguir sin verla. Muchas gracias, troesma.

Connie dijo...

Y bueno... y si le jugamos al 26 y al 28? juaaaaazzz... Hola Enrique... un placer. que difíciles las relaciones ¿no? lo que creo que sucede es que la gente idealiza y confunde pasión con amor.... todos sabemos que la pasión no puede durar... y el amor.. aveces es tan profundo que duele y otras, es tan efímero que uno no sabe bien que le paso..... Creo que a medida que pasan los años uno va cambiando también sus prioridades, no me digas que a los 20 años no era contigo pan y cebolla y a los 40 el "amor" pasa por otro lado, ¿miento?

Cachu.... como estas? en situaciones como estas no se bien si darte condolencias o brindar por ello.. creo que tu tono me guía a brindar por ello.... creo que esta bueno terminar una etapa y capitalizarla evitando la misma piedra nuevamente... y aunque no siempre se logra..... me congratulo contigo si a los 72 tenes una musa que te inspire.... no muchos tenemos esa suerte... disfruta el día! si la relación era mala, este seria un renacimiento verdad? upssss.... me excedí comentando.. un placer nuevamente caballeros. Un beso!

cachu dijo...

en este tabernaculo, entre vinos y amores descarriados ,hasta un encuentro matrimonial de previa existencia somos testigos .
hoy en identidad provisoria de granato, que por portarse regularcito ascendio a VARON,por picardias karmicas ,se reencontro con su ex enrique,y se nota que siempre tuvieron discusion de posicion

Lils dijo...

Ah, que bien. Vengo después de un mes a leer su respuesta, jaja!
Bueno, esto del presente efímero es una discusión que he tanido varias veces con otros amigos cibernéticos. Es que el presente no es para nada efímero, pues todo el tiempo es presente.¿Donde estamos usté y yo en ahora? Pues en el presente, y dentro de un minuto, seguiremos estando en el presente. Ergo, el presente es eterno. Pasado y futuro solo existen en nuestra cabeza, que viaja de acá pallá inventándose tiempos que no existen en la real realidad.
Espero que haya quedado claro mi planteo, y si no, nos encontramos en otro momento del ahora para seguir discutiendo.
Voy parriba.

Alejandro dijo...

Muy buena la segunda, y se van poniendo mejor los comentarios.
Te cuento que yo ideé mi mujer ideal a los 7 añitos, y ahora hace 22 que vivo con ella, de los pocos defectos, me olvido a la mañana siguiente, pero sabes que, cuando vas sumas experiencia, también vas ambicionando mas, y al menos queres probar, para no irte de este mundo con las ganas, o nunca le dieron una pitada a algo para saber de que se trataba.
No se que dijiste de cursi, pero te dejo esta canción, http://www.youtube.com/watch?v=88Ipl8wwjKA&feature=related
Quien fuera de Silvio, tiene que ver con el tema, si solo le ven la parte romantica , porque este muchacho, siempre dice mucho mas.
Abrazotes

Enrique de Lasuen dijo...

Ale:
Felicitaciones por la durabilidad de la mujer de tu vida. Algunas son maravillosas, pero duran poco, así que sos un hombre de suerte.
La canción es buenísima y no la conocía. Muchas gracias y un abrazo.

neueters dijo...

HOla, sólo leí a partir de de "mal bicho por tirarse por la ventana o al tren".
Para los despistadillos que no vieran que lo tuyo es guasa literaria ahí va:
http://www.suicidioprevencion.com/